LOS CARASUCIAS (1997)

En el barrio de Mataderos funciona un comedor popular, Mónica Carranza su creadora, nos cuenta sus sufrimientos sus alegrías y su lucha por llevar adelante su sueño: el de poder dar de comer y proteger a los más necesitados. Corría el año 1997 y el neoliberalismo con su aliado criollo el Menemismo hacia casi diez años que venían trabajando en conjunto. Decidimos hacer este documental sobre el comedor comunitario "los carasucias" ya que nos llamo mucho la atención por la noche la cantidad de gente que se acercaba al lugar a buscar comida en una muestra clara de como la marginalidad el desempleo y la miseria crecían a pasos agigantados

COMO UN LEÓN (1998)

Cortometraje basado en el cuento de Haroldo Conti grabado en la Villa 21. Programa Videomania año 1999.

Haroldo Conti nació el 25 de mayo de 1925 en Chacabuco, Provincia de Buenos Aires. Es autor de las novelas "Sudeste", "Alrededor de la jaula", "En la vida" y "Mascaró el cazador americano". Publicó también los libros de cuentos "Todos los veranos", "Con otra gente" y "La balada del Álamo Carolina". Recibió el Premio Municipal (1964), el Premio de la Universidad de Veracruz de México (1966), el Premio Seix Barral de España (1971) y el Casa de las Américas de Cuba (1975). El 5 de mayo de 1976 fue secuestrado por la dictadura militar argentina. Desde entonces continúa desaparecido.

Julio Arrieta es un habitante muy particular de la Villa 21 de Barracas. Estudió teatro con Norman Briski en 1987 y por aquel entonces se pintaba la cara y se disfrazaba de payaso para despertar una sonrisa en los chicos de los comedores. Después, le resultó importante transmitir lo que había aprendido y enseñó técnicas de teatro a algunos chicos de la zona. Es el fundador del grupo de teatro de la Villa 21, una cantera de valores artísticos muy solicitados por producciones de programas de televisión y también de cine. Julio siempre tuvo la idea de hacer algo importante en la villa y lo consiguio.

CALLES DE FUEGO (2010)

Orán es una ciudad enigmática, cerca de la frontera con Bolivia y con un calor abombante, esta llena de secretos y de historias de resistencia. Por aquí dicen testigos paso el Che y se sigue buscando desde mediados de los años 60 al periodista desaparecido Jorge Emilio Masetti y a Oscar Atilio Altamira Guzmán, quienes intentaron con otros compañeros crear un frente rebelde y conformaron en 1963 el Ejército Guerrillero del Pueblo.

Viajamos hacia las afueras de la ciudad, en uno de los barrios más humildes se encuentra uno de los logros más importantes de estos militantes incansables de los derechos humanos. Las calles con los nombres de los desaparecidos de Orán. Contento, David nos cuenta como surgió la idea y como se llevo adelante esta gesta que tuvo sus frutos cuando la legislatura de Orán aprobó esta iniciativa. En una esquina leemos el cartel señalizando el nombre de la calle, en el dice: Maestra Rural detenida desaparecida, Adela L. Lezcano y su fecha de desaparición. También hay una calle que lleva el nombre de su hermano: Militante guevarista, Adán Leiva. "Es difícil encontrar estos carteles" dice Leiva. "Se encargaron de destruirlos, pero cuando llega una carta sigue figurando el nombre de los compañeros" y se le escapa una sonrisa de satisfacción al saber que la obra de su esfuerzo y la de sus compañeros no se a podido borrar por mas que se empeñen en arrancar todos los carteles.